El Consejo de Administración de la sociedad mercantil estatal Aguas de las Cuencas de España (ACUAES), del Ministerio para la Transición y el Reto Demográfico, ha adjudicado por 58.900.573 euros (IVA excluido) el contrato de ejecución de las obras y puesta en marcha de la nueva depuradora de Silvouta, en Santiago de Compostela.

Detalles del proyecto

La actuación se beneficiará de los fondos Next Generation de la Unión Europea, en el marco del convenio de colaboración, firmado el 5 de febrero de 2021 para la ejecución, financiación y explotación de la actuación, entre ACUAES, el Concello de Santiago de Compostela y la Xunta de Galicia, que aporta 10,8 millones de euros.

Se han recibido nueve ofertas, siendo finalmente seleccionada la U.T.E. OBRASCON HUARTE LAIN, S.A. – AQUAMBIENTE SERVICIOS PARA EL SECTOR DEL AGUA, S.A.U. – ESPINA OBRAS HIDRAULICAS, S.A.U., por un plazo de 27,5 meses para la ejecución de las obras, a lo que hay que sumar 1 mes para la redacción del Plan Integrado de Gestión de Obras (PIG).

En el marco de este contrato también se llevará a cabo la explotación de la actual EDAR durante un máximo de 19,5 meses durante la construcción, más seis meses durante la fase de puesta en marcha, que se pueden ampliar otros seis. Los correspondientes costes de explotación serán sufragados directamente por el Concello, en atención a lo previsto en el convenio firmado en el año 2021.

Adjudicadas las obras, el objetivo de ACUAES es que los trabajos se inicien a comienzos de 2024, de manera que a mediados de 2026 la depuradora funcione a pleno rendimiento y preste servicio.

Las obras consistirán en la construcción de una nueva depuradora, que tratará un caudal medio de 52.000 m3/día, así como la conexión a la red de colectores existentes y la ejecución de una nueva acometida eléctrica compatible con las necesidades energéticas de la nueva instalación y dotada de un suministro eléctrico de respaldo.

La nueva EDAR dispondrá de un tratamiento primario y de agua de tormentas mediante decantación lamelar y un tratamiento biológico por fangos activos, con membranas de ultrafiltración, que obtiene un vertido con calidad superior a la exigida para zona sensible. Para el tratamiento de los lodos se incluye digestión anaerobia con hidrolisis térmica, que permitirá la generación de energía para autoconsumo y el empleo en la agricultura de los lodos deshidratados.

Entre sus principales ventajas, destaca el sistema de desodorización de última generación que permitirá una operación compatible con su entorno.

Las obras, contratadas y dirigidas por ACUAES, permitirán solucionar los problemas de capacidad y obsolescencia técnica que presenta la actual depuradora y eliminar los vertidos contaminantes al río Sar. Una vez finalizadas, el Concello gestionará su explotación.