La Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento de Quito (Epmaps-Agua de Quito) en Ecuador tiene planes ambiciosos de inversión, anunciando una asignación de US$ 195,5 millones para proyectos de agua potable y US$ 87,9 millones para infraestructura de saneamiento. Estas inversiones están destinadas a ampliar la capacidad de los servicios y cumplir con el compromiso de la empresa hacia el Objetivo de Desarrollo Sostenible 6: Agua limpia y saneamiento. La iniciativa busca trabajar en pro del acceso universal a estos servicios, promoviendo tanto la mejora de la calidad del agua como el uso eficiente de este recurso esencial.

En el Distrito Metropolitano, la empresa ha logrado un notable 98,22% de acceso a agua que cumple con todos los parámetros de calidad para el consumo humano, acompañado por una cobertura de alcantarillado del 94%. Epmaps colabora estrechamente con el Fondo de Protección del Agua (Fonag), coadministrando 20.000 hectáreas de terrenos adquiridos con el propósito de garantizar la disponibilidad futura de agua. Además, se han establecido acuerdos de conservación con comunidades locales para promover prácticas sostenibles.

En el marco de su gestión, Agua de Quito también se ocupa del cuidado de las fuentes hídricas en los páramos, asegurando la sostenibilidad a largo plazo del suministro de agua en el Distrito Metropolitano. Este esfuerzo cuenta con el respaldo financiero del Fonag, un fideicomiso alimentado por aportes mensuales de los ingresos generados por el servicio de agua potable.

Es importante destacar que este exitoso modelo de gestión ha sido replicado en más de 15 países, con más de 40 iniciativas similares en todo el mundo.