AQUA ESPAÑA ha iniciado el proceso de contribuciones al proyecto de Real Decreto que aprueba el Reglamento de reutilización de las aguas, recientemente presentado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

En línea con la práctica habitual en proyectos legales sectoriales, las empresas asociadas a AQUA ESPAÑA tienen la oportunidad de aportar sus consideraciones para la elaboración del documento de contribuciones que la Asociación Empresarial presentará al Ministerio.

El desarrollo de la reutilización de aguas, sometidas a tratamientos regenerativos, ha experimentado un notable crecimiento en respuesta a la acentuación de las condiciones de escasez y sequía derivadas del cambio climático. Además, el impulso de la depuración de aguas residuales, respaldado por tecnologías de regeneración cada vez más confiables, ha contribuido a esta evolución.

La reutilización de aguas se ha convertido en una fuente crucial de suministro, liberando recursos hídricos de mejor calidad para usos más exigentes, como el abastecimiento de agua potable y fortaleciendo los recursos disponibles, especialmente en áreas costeras. Esta práctica asegura una mayor fiabilidad y regularidad en el suministro.

Las administraciones públicas, respaldadas por la legislación, han promovido activamente estas iniciativas, destacando la Ley 11/2005 y el Real Decreto 1620/2007, que estableció el régimen jurídico de la reutilización de aguas depuradas en España. Esta normativa española ha influido en la normativa europea, evidenciada en el Reglamento (UE) 2020/741 del Parlamento Europeo y del Consejo.

El Real Decreto-ley 4/2023, de 11 de mayo, responde a la sequía y las condiciones climáticas, adaptando el régimen jurídico español de la reutilización de aguas al reglamento europeo. Forma parte del «Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia» (PRTR), que busca la entrada en vigor de la modificación de la Ley de Aguas y del nuevo Reglamento que sustituye al Real Decreto 1620/2007.

Este nuevo marco legal, a través del presente real decreto, aprueba el reglamento de reutilización de las aguas, desarrollando el Capítulo III del Título V del texto refundido de la Ley de Aguas. Se orienta a fomentar la reutilización del agua con el objetivo principal de sustituir recursos hídricos de otro origen en usos ya existentes.

La expectativa es que este nuevo marco legal contribuya decididamente a optimizar el uso del agua en el país, aprovechando todas las soluciones disponibles para garantizar la suficiencia hídrica en todos los usos a nivel nacional.