El alcalde Andre Dickens anunció que la ciudad de Atlanta implementará inteligencia artificial (IA) para gestionar su envejecida infraestructura hídrica, tras dos importantes roturas de tuberías de agua este mes. Las tuberías afectadas, instaladas en 1910 y 1930, causaron una emergencia debido a la interrupción del suministro de agua y una advertencia de hervir el agua, impactando a negocios, instalaciones médicas y residentes. La ciudad estableció puntos de recogida de agua y un programa de ayuda financiera para pequeñas empresas afectadas.

Dickens mencionó la coordinación con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU. para desarrollar un plan de evaluación de la infraestructura hídrica. Además, anunció la instalación de dispositivos mejorados con IA en las válvulas de las líneas de agua para prevenir roturas, proporcionando alertas tempranas y mantenimiento más eficaz.

La ciudad busca fondos federales para financiar estas mejoras, un proyecto que podría costar miles de millones. También se estableció un panel de expertos en infraestructura hídrica, incluyendo a la ex alcaldesa Shirley Franklin y la directora ejecutiva de la Cámara de Comercio de Metro Atlanta, Katie Kirkpatrick, para guiar estos esfuerzos.

La integración de IA en la gestión del agua de Atlanta es un avance significativo, con el objetivo de desarrollar una estrategia robusta para mantener y mejorar la infraestructura hídrica y asegurar un acceso confiable al agua potable para todos los residentes.