El Banco Mundial ha aprobado una financiación de 100 millones de dólares para respaldar proyectos de riego en Perú, con el objetivo de abordar los impactos del cambio climático en el país. Este financiamiento apoyará los esfuerzos del Gobierno peruano para modernizar y hacer más eficientes los sistemas de riego, beneficiando directamente a pequeños agricultores y comunidades rurales. La inversión será gestionada por el Ministerio de Desarrollo Agrícola y Riego a través de 130 subproyectos, beneficiando a aproximadamente 24.000 personas.

El proyecto busca reducir la vulnerabilidad de los agricultores familiares y contribuir al desarrollo de una agricultura más resiliente y competitiva en todo el país. Se enfocará en mejorar la eficiencia en el uso del agua, ampliar proyectos de riego mecanizado, y fortalecer las instituciones responsables de los sistemas de riego, mejorando su capacidad de gestión. Además, proporcionará asistencia técnica para optimizar la gestión del agua en 19 regiones.

Issam Abousleiman, director de país del Banco Mundial para Bolivia, Chile, Ecuador y Perú, destacó que el proyecto apoyará la respuesta de Perú a los riesgos climáticos mediante tecnologías y sistemas de riego más eficientes. Se espera que los pequeños agricultores aumenten su productividad y capacidad de respuesta ante eventos climáticos adversos como sequías, inundaciones o heladas. El proyecto se implementará a lo largo de cinco años y contribuirá al fortalecimiento institucional de 180 organizaciones de usuarios de agua, 19 gobiernos regionales y el gobierno nacional en la gestión del agua de riego.