El consejero de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, David Mascort y Subiranas, ha anunciado en una reunión de la Comisión Interdepartamental de Sequía que la Agencia Catalana del Agua (ACA) planea aprobar una línea de ayudas dirigida a los entes locales para la recuperación, rehabilitación, adecuación y ejecución de captaciones de aguas subterráneas para abastecimiento. La ACA puede cubrir hasta el 95% de los costos de estas acciones en caso de sequía extrema.

Las ayudas se aplicarán a la recuperación de captaciones de aguas subterráneas fuera de servicio, aumento del rendimiento de pozos en servicio, creación de nuevas captaciones y la adaptación de captaciones existentes para incorporarlas a la red de abastecimiento local. El monto máximo de ayuda por solicitud es de un millón de euros, con un límite basado en el caudal adicional a recuperar.

Además, se han destinado más de 100 millones de euros en ayudas en dos años para abordar la situación de sequía. También se ha anunciado la construcción de dos pozos de captación en el río Besòs y la creación de una ordenanza municipal para gestionar el agua en situaciones de sequía en Cataluña.

La sequía actual, que dura casi 36 meses, ha llevado a niveles históricamente bajos en las reservas de agua en los embalses de las cuencas internas, pero se han implementado medidas y recursos no convencionales para mantener el suministro de agua, como desalinización, regeneración y pozos de sequía. El Plan de Sequera ha sido una herramienta clave para anticipar y gestionar la falta de agua de manera efectiva. La calidad del agua también es una preocupación, y se están tomando medidas para preservarla en los embalses del sistema Ter (Sau y Susqueda).

 

Fuente: Agencia Catalana del Agua