Ecuador llevará a cabo un programa de inversión en agua potable, saneamiento y gestión de residuos sólidos con la ayuda de un crédito de US$120 millones aprobado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El objetivo principal es mejorar la calidad de vida de los beneficiarios al proporcionar y mejorar los servicios de agua potable, saneamiento y gestión de residuos sólidos, con un enfoque en la inclusión social, el género y el cambio climático.

El crédito del BID se utilizará para expandir la cobertura y mejorar la calidad de los servicios de agua potable y saneamiento, así como para fortalecer la gestión integral de los residuos sólidos urbanos y capacitar a los operadores y al Banco de Desarrollo del Ecuador B.P. en la gestión de estos proyectos.

En 2021, la cobertura de agua potable en Ecuador era del 78,8%, mientras que la cobertura de saneamiento era del 59,6%. En áreas rurales, estas cifras fueron del 74,35% y 65,44%, respectivamente. Respecto a la gestión de residuos sólidos, el 80,9% de los residuos sólidos urbanos generados reciben servicios de recolección y transporte, pero la disposición final varía, con un 51,6% en rellenos sanitarios, un 29,9% en celdas emergentes y un 18,5% en botaderos.

El programa financiado por el BID apoyará la planificación y ejecución de proyectos relacionados con agua potable, saneamiento, residuos sólidos y drenaje pluvial, incluyendo aspectos de cambio climático, género y diversidad. También financiará la construcción y mejora de infraestructura municipal en estos sectores y apoyará la modernización tecnológica y el desarrollo organizacional del Banco de Desarrollo del Ecuador B.P.

El programa beneficiará directamente a 312.000 personas (alrededor de 91.000 hogares) con nuevas o mejoradas conexiones de agua potable, saneamiento y servicios de gestión de residuos sólidos urbanos. Estos beneficiarios suelen tener niveles de pobreza superiores a la media nacional, con un enfoque en localidades donde la mayoría de los pobres son indígenas y un 17,6% de los hogares tienen mujeres como jefas de hogar.

El crédito del BID tiene un período de amortización de 23 años y medio.

Fuente: Banco Interamericano de Desarrollo