Las ciudades costeras más antiguas de Estados Unidos, como Filadelfia, Nueva York y Boston, enfrentan un riesgo creciente de inundaciones de aguas residuales sin tratar durante las tormentas. Este problema se debe a los sistemas de alcantarillado combinados y al aumento del nivel del mar. Investigadores de la Universidad de Drexel han estudiado este fenómeno y su impacto potencial en Camden, Nueva Jersey (EE.UU.), publicando sus hallazgos en el Journal of Water Management Modeling.

Desde 1855, muchas ciudades costeras adoptaron sistemas de alcantarillado combinados que recogen aguas pluviales y residuales en las mismas tuberías, inicialmente descargando en cuerpos de agua naturales y luego en plantas de tratamiento. Sin embargo, durante lluvias intensas, las plantas no pueden manejar el caudal, causando desbordamientos de alcantarillado combinado (CSO). El cambio climático complica aún más la gestión de estas aguas debido al aumento de las precipitaciones y niveles de ríos.

El equipo de Drexel, en colaboración con la Autoridad de Servicios Públicos Municipales del Condado de Camden (CCMUA), utilizó modelos hidrológicos e hidráulicos para simular las condiciones futuras en Camden. Sus modelos, creados a partir de datos geoespaciales, mostraron un aumento significativo en los desbordamientos de alcantarillado combinado debido a la intensificación de las precipitaciones y el aumento del nivel del mar. Incluso las intervenciones propuestas, como la desconexión de Pennsauken (que consiste en desviar las aguas pluviales que se generan en la ciudad de Pennsauken, que está inmediatamente al noreste de Camden, fuera del sistema de alcantarillado combinado de Camden), aunque útiles, no eliminan por completo el problema.

Los resultados indican que las ciudades con sistemas de alcantarillado combinado, que abastecen a 40 millones de personas, enfrentan serios desafíos debido al cambio climático. El equipo de Montalto planea seguir refinando sus modelos y explorar más soluciones de infraestructura para mitigar este problema y proteger las comunidades costeras.