El Cabildo de Tenerife, en colaboración con Aguas de la Cuenca de España (Acuaes), ha destinado una inversión significativa de 73,1 millones de euros para mejorar las infraestructuras hidráulicas en el litoral sur, con el objetivo de eliminar los vertidos y facilitar el acceso al agua regenerada para la agricultura. Este proyecto ha sido supervisado por la presidenta del Cabildo, Rosa Dávila, el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, y la presidenta de Acuaes, Rosa Cobo, durante su visita a las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales del Oeste y Los Letrados.

La iniciativa se enfoca en resolver los vertidos al mar desde Santiago del Teide hasta Playa San Juan mediante la puesta en funcionamiento de las depuradoras del Oeste y Los Letrados en Guía de Isora y Granadilla de Abona, respectivamente, programadas para junio. Durante la visita, acompañaron a los líderes mencionados la consejera de Medio Natural, Sostenibilidad y Seguridad y Emergencias, así como varios alcaldes y el gerente del Consejo Insular de Aguas de Tenerife.

Rosa Dávila destacó la importancia de esta acción para eliminar los vertidos y proporcionar agua reutilizada al sector agrario, aumentando significativamente el suministro de agua en áreas como Guía de Isora y Abona. La inversión total de 73,1 millones de euros permitirá un aumento considerable en la disponibilidad de agua para el riego.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, subrayó la relevancia económica y ambiental del agua para los territorios insulares, destacando la inversión conjunta en infraestructuras de saneamiento y depuración que ronda los 200 millones de euros. Destacó el enfoque en la economía circular, donde las aguas residuales tratadas se convierten en recursos útiles para la agricultura y otros sectores.

Morán elogió la coordinación entre el Cabildo, los ayuntamientos y las empresas involucradas en el proyecto, resaltando la importancia de cumplir con los plazos establecidos. Además, señaló la importancia de concluir el plan integral en Tenerife en los próximos cuatro o cinco años como un modelo a seguir para otras regiones.

En conclusión, la colaboración entre el Cabildo de Tenerife, el Consejo Insular de Aguas y el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha resultado en un proyecto integral para mejorar el tratamiento de aguas residuales, garantizando así el cumplimiento de los estándares europeos y locales de calidad ambiental y saneamiento.