La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha visitado el ‘Smart Water’, un nuevo centro de control de recursos hídricos en Sevilla, inaugurado como parte de la Estrategia Andaluza de Digitalización del Agua. Este hito marca el compromiso del Gobierno andaluz en la gestión del agua, siendo reconocido como una revolución en el ámbito hídrico y atrayendo interés de otras regiones de España.

Crespo resalta el cambio de enfoque respecto a décadas pasadas, donde la política hídrica se había descuidado en Andalucía. Desde la Presidencia de Juanma Moreno, se ha intensificado la lucha contra la sequía, reforzando la actividad y recursos destinados al agua en la región, especialmente relevante dado el quinto año de escasez hídrica.

El nuevo centro de control es el resultado del esfuerzo de hombres y mujeres en el sector hídrico, quienes han mejorado la situación de los recursos hídricos en Andalucía y brindan esperanza para el equilibrio futuro. La tecnología desempeña un papel crucial, permitiendo la toma de decisiones informadas y simulaciones útiles para abordar la sequía y eventos extremos como las DANA (Depresiones Aisladas en Niveles Altos).

La implementación de tecnologías como ‘Agua0’ simplifica los procedimientos administrativos, agilizando la gestión gracias a la telematización de información. Este esfuerzo de modernización se suma a la trayectoria de tecnificación de infraestructuras hidráulicas, culminando en el ‘Smart Water’, una herramienta fundamental para la gestión hídrica.

En el contexto de la ‘Semana del Agua’, celebrada en conmemoración del Día Mundial del Agua, se destaca la importancia de la concienciación ciudadana en el uso responsable del agua. La campaña ‘Yo actúo por el Agua’ promueve pequeños gestos cotidianos para la conservación de recursos hídricos, subrayando la responsabilidad individual en esta tarea.

El compromiso del Gobierno autonómico se refleja en cifras concretas: más de mil obras impulsadas, movilización de fondos millonarios y decretos de Sequía aprobados. Estos esfuerzos han incrementado la disponibilidad de agua en Andalucía y se proyecta continuar trabajando en esta dirección para garantizar un futuro sostenible para todos los andaluces.