La Consejería de Política Territorial, Cohesión Territorial y Aguas del Gobierno de Canarias planea destinar aproximadamente la mitad de su presupuesto del próximo año, que supera los 53 millones de euros, a abordar la crisis del agua en las Islas. El objetivo es mejorar la ejecución de inversiones hidráulicas, que en la actualidad se sitúa en un 23%. Además, se contempla la posibilidad de aumentar las inversiones en recursos hidráulicos en hasta 15 millones de euros más en todo el Archipiélago.

Se abordará la situación de emergencia hídrica en Fuerteventura y Lanzarote mediante una línea de crédito propia sin límites adicionales. También se asignan más de 11 millones de euros a proyectos hidráulicos en el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR) Next Generation, priorizando la digitalización del ciclo del agua y la creación de un observatorio del agua en Canarias.

La nueva Consejería, que incluye competencias en retos demográficos, cohesión territorial y emergencias, destina alrededor del 30% de su presupuesto a políticas de emergencias y protección civil, con un enfoque en innovación tecnológica, equipamiento técnico y estrategias de comunicación social.

Además, se asignan aproximadamente 27 millones de euros a políticas de planificación y ordenación del territorio, con objetivos como el diseño de una nueva estrategia demográfica y la reforma de la Ley del Suelo para simplificar y racionalizar su aplicación.

La gestión de la Consejería también implica la coordinación de empresas públicas adscritas, cuyos presupuestos suman más de 108 millones de euros, incluyendo Grafcan, Gestur Canarias y Gesplan.