El Consejo Nacional del Agua, bajo la dirección del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha presentado recientemente un proyecto de real decreto y dos proyectos de órdenes destinados a impulsar el uso eficiente del agua en España. Estas iniciativas tienen como objetivo principal fomentar la reutilización del agua y mejorar la gestión de los recursos hídricos en el país.

Presidida por la vicepresidenta del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, la sesión destacó la importancia de aprovechar al máximo los recursos disponibles, incluyendo la desalación y la reutilización del agua, para garantizar la eficiencia en su uso. Esta estrategia se alinea con las políticas europeas y busca optimizar la experiencia previa en el sector.

Una de las órdenes presentadas busca modernizar la gestión del agua mediante la digitalización, regulando sistemas electrónicos de control de caudales para diversos usos del agua, retornos y vertidos a las aguas públicas. La segunda orden actualiza el régimen jurídico de las entidades que colaboran con las autoridades del agua, promoviendo una mayor colaboración entre los actores del sector.

Estos proyectos, parte de la primera línea de actuación del PERTE para la digitalización del ciclo del agua, tienen como objetivo mejorar la gobernanza de la gestión del agua y adaptar el marco regulatorio a los usos actuales del recurso. Este plan estratégico movilizará más de 3.000 millones de euros en inversiones públicas y privadas en los próximos años, con la creación estimada de 3.500 puestos de trabajo especializados en áreas como la ingeniería, la informática y la ciencia.

En resumen, la presentación de estos proyectos evidencia el compromiso del gobierno español con la gestión sostenible del agua y la promoción de tecnologías avanzadas para su utilización eficiente, con el fin de garantizar la disponibilidad y calidad del recurso hídrico para las generaciones futuras.