La gestión del regadío en tiempo de escasez de agua es una cuestión primordial para los regantes y para los investigadores. Actualmente, la sostenibilidad económica y ambiental del riego requiere una gestión eficiente de los recursos hídricos. Por eso, el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentaria (IRTA) ha puesto en marcha el pasado mes de octubre el proyecto DIGIREG, con el objetivo de acercar a los agricultores tecnologías digitales que pueden utilizar para optimizar la planificación del riego.

Desde el inicio del proyecto, y hasta octubre de 2024, DIGIREG realizará el seguimiento de cinco casos de estudio en los que se aplicará una combinación de tecnologías de apoyo al riego. La actividad pondrá énfasis en la gestión agronómica del riego, usando soluciones tecnológicas que liberen a los regantes de los tecnicismos y las tareas rutinarias implicadas en el circuito de datos, y centrando su atención en las particularidades y decisiones tácticas propias de la gestión de cada explotación.

El equipo de investigadores, liderado por Jaume Casadesús, responsable del programa de Uso Eficiente del Agua en Agricultura en el IRTA, realizará la toma de datos en cultivos de vid, melocotonero, pistachero, almendro y huerta. Estudiar cultivos tan diferentes favorecerá que las prescripciones sean las más adecuadas para cada tipo de cultivo y, además, permitirá ilustrar las ventajas de las tecnologías empleadas, indistintamente de cuál sea el cultivo de interés para cada regante.
Como explica Casadesús, «DIGIREG pretende romper las barreras de entrada de los regantes en las tecnologías de soporte digital». La llegada del Internet de las Cosas (IoT) o la aparición de los gemelos digitales (Digital Twins en inglés) – una herramienta digital en forma de software que permite representar de forma virtual las condiciones y los procesos físicos del campo – han supuesto una verdadera revolución tecnológica. De hecho, en los últimos años, gracias al Internet de las Cosas, el coste y las dificultades técnicas para desplegar sensores de humedad del suelo o de estado hídrico de las plantas o de los árboles en campo se han reducido enormemente, y esto ha permitido un ahorro de agua adicional del orden de 15-20% en los campos en los que se utilizan estas tecnologías.

Además, los gemelos digitales – utilizados por el equipo del proyecto DIGIREG –permiten replicar las condiciones de las parcelas regadas en un entorno digital y realizar simulaciones para validar o descartar hipótesis. La tecnología de los gemelos digitales sirve, por tanto, para reducir costes y también para mejorar su eficiencia.

En el proyecto DIGIREG, las tecnologías desplegadas – como sensores de humedad del suelo, sensores de estado hídrico de los árboles, teledetección – se integran en la herramienta de gemelos digitales que permite centralizar todos los datos de forma digital facilitando así el análisis de los datos observados y la toma de decisiones basadas en datos respecto a la programación del riego automatizado.

Probada la eficacia de estos avances en términos generales, de lo que se trata ahora es de probarlos en cultivos y zonas geográficas concretas, como lo hace el proyecto DIGIREG, y transferir los conocimientos para facilitar que regantes y técnicos las puedan utilizar.

DIGIREG organizará a lo largo de su desarrollo tres actividades de demostración; una de ellas será presencial y tendrá lugar en marzo de 2024. En esta actividad se abordará el seguimiento de la campaña de riego en cada caso de estudio y se entrará en el detalle de las tecnologías que se están usando. Por último, en octubre de 2024 está prevista una jornada final en la que se evaluará el rendimiento de la campaña de riego en cada caso de estudio.

Además, a lo largo de todo el proyecto se actualizará la información de seguimiento delos estudios en el portal web digireg.cat.