El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto, a propuesta del MITECO, que regula los requisitos para instalar plantas fotovoltaicas flotantes en embalses de dominio público hidráulico, permitiendo que ocupen entre un 5% y un 15% de la superficie útil de dichos embalses. Las confederaciones hidrográficas podrán organizar concursos públicos para otorgar autorizaciones y concesiones en embalses estatales, con una duración máxima de 25 años.

Estas instalaciones son beneficiosas tanto para la producción energética como para el medioambiente, ya que producen más electricidad que las plantas terrestres y ayudan a reducir la evaporación y las floraciones de algas en los embalses. La regulación condiciona la instalación solar a su compatibilidad con el Plan Hidrológico y las necesidades del embalse, así como a la calidad del agua, permitiendo mayor cobertura en embalses con peor calidad del agua.

El porcentaje máximo de superficie cubierta será del 5% en embalses no eutróficos y del 15% en eutróficos o en riesgo de eutrofización, con posibles reducciones según el régimen de explotación y usos preexistentes. El organismo de cuenca deberá asegurarse de que se presenten estudios técnicos y programas de seguimiento para evaluar los cambios hidromorfológicos, químicos y biológicos en las masas de agua.

Las concesiones para estas instalaciones se otorgarán mediante procedimientos que pueden iniciarse de forma individual o mediante concurso público, y tendrán una duración máxima de 25 años. Los titulares deberán pagar cánones por el uso de bienes del dominio público hidráulico y, en el caso de embalses estatales, también un canon concesional y de regulación.

 

Fuente: MITECO