El Ayuntamiento de Málaga, a través de la Empresa Municipal de Aguas (Emasa), ha diseñado un ambicioso plan de inversiones con más de 130 obras en infraestructuras programadas entre 2024 y 2029 que abarcarán todos los distritos de la ciudad.
Con estas actuaciones valoradas inicialmente en 100,3 millones de euros se persigue aumentar la producción de agua potable, seguir reduciendo las fugas y dar un salto importante en la reutilización de aguas regeneradas en las depuradoras para hacer frente a periodos de sequía, así como minimizar riesgos de inundaciones y reducir los vertidos en momentos de fuertes precipitaciones, mejorar la digitalización y control de las redes para optimizar los recursos y construir parques fotovoltaicos en las cubiertas de instalaciones de la sociedad municipal que permitan generar energía eléctrica para rebajar el gasto de todos los procesos que se llevan a cabo (desalación, abastecimiento, saneamiento y depuración).
El plan, que ha sido presentado hace unos días por la concejala delegada de Sostenibilidad Medioambiental, Penélope Gómez, se financiará con parte de los ingresos que obtendrá Emasa con las nuevas tarifas que el pasado viernes fueron aprobadas por el consejo de administración de la entidad y por la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento con el objetivo de que toda la tramitación para su entrada en vigor se complete a mediados de 2024. Además, esta modificación también permitirá hacer frente al incremento de costes que durante los últimos ocho años ha venido soportando la sociedad municipal (el IPC en la provincia ha subido un 27,3% desde la última revisión de tarifas en febrero de 2016) además de la prestación de más servicios como el mantenimiento de las injerencias de saneamiento y la conservación de la red de aguas exclusivamente pluviales.

Detalles de las obras

Estas obras supondrán una inversión de 100,3 millones de euros que podrán iniciarse a corto plazo porque ya están redactados los proyectos de algunas de estas infraestructuras, por importe de 53 millones de euros.
Aun así, en la medida en que se logren subvenciones de otras administraciones estas cifras se ampliarán y/o ajustarán en los presupuestos anuales de la sociedad municipal. El plan está estructurado en cinco líneas de actuación:
  • Producción de agua potable: 5.015.670 euros.
  • Redes de abastecimiento (ampliación de red depósitos y mejora de la eficiencia del sistema de bombeo, rehabilitación y sustitución de redes de transporte y arteriales, retirada progresiva del fibrocemento y renovación de redes): 30.682.816 euros.
  • Redes de saneamiento y drenaje (rehabilitación y sustitución de la red e interceptores, mejora de la eficiencia y fiabilidad de las redes de bombeo, tratamiento de vertidos por lluvia y ampliación de la red separativa): 43.724.056 euros.
  • Depuración de aguas residuales y agua regenerada (mejora de la eficiencia y fiabilidad de las instalaciones de depuración y agua residual, aumento de la capacidad de producción y transporte de aguas regeneradas): 15.459.580 euros.
  • Energía y digitalización (aumento de la producción de energía renovable, digitalización de la red de contadores, redes, instalaciones y procesos): 5.450.000 euros.