Un nuevo esfuerzo de investigación liderado por la Facultad de Ciencias Ambientales y Silvicultura (ESF) de SUNY, en colaboración con la Universidad de California en Santa Bárbara (UCSB), la Universidad de Cardiff y el Instituto de Investigación del Desierto (DRI), ha puesto el foco en la importancia del agua subterránea para los ecosistemas en California. Este estudio, cuyos resultados se publican en Nature Water, fue dirigido por la Dra. Melissa Rohde, quien utilizó imágenes satelitales y datos de monitoreo de aguas subterráneas para identificar umbrales y cambios estacionales que afectan a los ecosistemas bajo la Ley de Gestión Sostenible de Aguas Subterráneas del estado.

El equipo, con el Dr. John Stella de ESF como coautor, desarrolló métricas estandarizadas para evaluar los impactos en comunidades de plantas clave, utilizando datos de 38 años de imágenes satelitales Landsat y datos de pozos de agua subterránea en todo el estado. Esta investigación proporciona un enfoque simple pero práctico para detectar umbrales y objetivos ecológicos que pueden guiar la gestión de recursos hídricos.

Los resultados del estudio revelaron cómo los ecosistemas dependientes del agua subterránea, como humedales y zonas ribereñas, pueden servir como refugios críticos durante eventos de sequía, pero también señalaron la importancia de mantener niveles de agua subterránea dentro de ciertos límites para garantizar la salud continua de estos ecosistemas.

Los hallazgos de este estudio, según los investigadores, pueden ser de gran utilidad para informar las decisiones de gestión del agua no solo en California, sino también en otras regiones, proporcionando una base sólida para desarrollar directrices claras sobre cómo gestionar las aguas subterráneas para sustentar una amplia gama de necesidades dentro de las cuencas de drenaje.