Las autoridades iraquíes han revelado planes para llevar a cabo alrededor de 100 proyectos destinados a mejorar las redes de agua y alcantarillado como parte de la reconstrucción de la infraestructura del país después de la guerra. La aprobación de un presupuesto trienal en 2023 ha allanado el camino para superar obstáculos financieros en proyectos en Bagdad y otras regiones.

Se identificaron casi 100 proyectos para redes de agua y alcantarillado con el objetivo de lanzarlos en 2024. El Ministerio de Construcción, Vivienda y Municipios Públicos anunció la finalización exitosa de cuatro proyectos hídricos clave en 2023.

Además, se prevé la finalización de seis proyectos en 2024, con cuatro de ellos en fases avanzadas. El agua es una prioridad crucial para Irak, enfrentando desafíos relacionados con recursos hídricos compartidos, demandas agrícolas e industriales, y preocupaciones de salinidad en el sur del país.