La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), organismo autónomo adscrito al MITECO, tiene previsto invertir este año un presupuesto de 14 millones de euros en actuaciones de mantenimiento ordinario y conservación de presas, balsas y canales.
En concreto, se van a realizar distintos trabajos de mejora en la explotación, mantenimiento, conservación y seguridad de las presas de titularidad estatal gestionadas por el Organismo: Villameca, Barrios de Luna, Selga de Ordás, Valdesamario, Riaño y Juan Benet (Porma) en León; Camporredondo, Compuerto, Aguilar, La Requejada y Cervera-Ruesga en Palencia; Úzquiza y Arlanzón en Burgos; Cuerda del Pozo en Soria; Linares del Arroyo y Pontón Alto en Segovia; Las Cogotas y El Milagro en Ávila, el Azud de Riolobos, el Azud de Villagonzalo, Santa Teresa, Águeda e Irueña en Salamanca; y San José en Valladolid; así como otras actuaciones en presas de categoría inferior y en balsas. En total, estas actuaciones supondrán una inversión estimada de 4,5 millones de euros.
Esos trabajos se unirán a los también previstos en la red de canales de titularidad estatal de la cuenca, a los que se destinarán unos 9,5 millones de euros. Por su relevancia, destacan las labores de conservación y mantenimiento previstos en cerca de una decena de canales ubicados en diferentes sistemas de explotación de la cuenca: Canal de Villoria y Canal de La Maya en el sistema Tormes; Canal de Pisuerga; Trasvase de Valdesamario en el sistema Tuerto; Canal de Manganeses en el sistema Órbigo; Canal del Esla; Canal de Palencia y Canal de Villalaco en el sistema Carrión; y Canal de Guma en el sistema Alto Duero. Con estas actuaciones se pretende impulsar el ahorro, la eficiencia y la sostenibilidad en el uso de los recursos hídricos.

24 millones de euros en los últimos dos años

Desde el MITECO y la CHD se está realizando un importante esfuerzo presupuestario, con una inversión en los últimos dos años que asciende a los 24 millones de euros para conservación, mantenimiento y explotación de presas y canales en la demarcación. Una estrategia para garantizar el suministro hídrico, reforzar su seguridad y garantizar su correcto funcionamiento.
La Confederación Hidrográfica del Duero gestiona un total de 56 presas (siendo 31 de ellas de categoría A), 15 balsas y 1950 kilómetros de canales principales, entre otras infraestructuras. Estas permiten garantizar el abastecimiento a más de un millón y medio de habitantes y el riego a más de 375.000 hectáreas, así como cumplir con otra serie de funciones (laminación de avenidas, aprovechamiento hidroeléctrico, uso recreativo, etc.).

Labores ordinarias de mantenimiento

En relación con los trabajos previstos en presas, el Organismo contempla trabajos ordinarios de mantenimiento correctivo y conservación, tanto en obra civil como en instalaciones electromecánicas y eléctricas, equipos de auscultación, equipos informáticos, de comunicación, de seguridad, etc. Destacan, por otra parte, las tareas para dar cumplimiento a las Normas Técnicas de Seguridad de presas y embalses, aprobadas por Real Decreto 264/2021, de 13 de abril.

Asimismo, las intervenciones en canales consisten en importantes actuaciones de mejora del drenaje, limpieza de desagües, impermeabilizaciones, renovación de cajeros y de solera, demolición de obras inhabilitadas, restauración de estructuras, o sellado de juntas, entre otras labores de mantenimiento.