El Gobierno de la Diputación de Toledo, presidido por Concepción Cedillo, acaba de solicitar al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico un segundo Perte o “Proyecto de mejora y digitalización del ciclo urbano del agua en las infraestructuras y sistemas de las entidades locales de la provincia”, que significará añadir a 26 nuevos municipios al primer proyecto y una inversión añadida de 2,5 millones de euros.
Si el Gobierno de España da el visto bueno a este segundo proyecto presentado por el Ejecutivo provincial, la inversión total para la digitalización del agua en nuestra provincia alcanzará los 12 millones de inversión, financiadas con Fondos Next Generation UE, provenientes del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.
El objetivo de este segundo Perte, al igual que el primero, se ocupará de la modernización del ciclo del agua, para producir una mejora de la eficiencia del ciclo urbano del agua, reducir las pérdidas en los sistemas de distribución y mejorar las infraestructuras de tratamiento de aguas residuales.
El fin último de las actuaciones ya aprobadas y las que se incluyen en este segundo proyecto pasan por desarrollar una gestión eficiente y sostenible, mejorando y optimizando el ciclo del agua con ayuda de los elementos de digitalización y cumpliendo, en todo momento, con las normativas vigentes.
Este nuevo proyecto se ha diseñado para los 26 municipios de la provincia de Toledo que no pudieron participar en el proyecto anterior (primera convocatoria del PERTE del AGUA), que ahora se verán beneficiados de 2.499.374,53 € (IVA incluido), procediendo el 90% de ese presupuesto, como ya se ha indicado, de los fondos Next Generation y el 10% restante, de fondos propios que aportaría la Diputación Provincial a este proyecto.
Hay que mencionar que la Diputación Provincial de Toledo ya es beneficiaria de 7,5 millones de euros del primer proyecto del Perte del Agua, que asciende a 9,5 millones de euros, teniendo en cuenta los 2 millones que aporta la institución provincial.

Actuaciones

El conjunto de intervenciones se centrarán en el aprovechamiento de las nuevas tecnologías de la información, mejorando su gobernanza y transparencia, aumentando su eficiencia, y detectando de manera temprana pérdidas en la red para avanzar en el cumplimiento de los objetivos medioambientales marcados por la planificación hidrológica y las normativas europeas.
Siete son las actuaciones previstas en este segundo proyecto:
1.- Protocolos de vigilancia, planes sanitarios y de control de la calidad de las aguas de consumo humano;
2.- Estudio para el diagnóstico del control y gestión de las fugas estructurales;
3.- Instalación de contadores inteligentes digitales los depósitos de las distintas entidades locales participantes;
4.- Instalación de sensores multiparamétricos en los depósitos de las distintas entidades locales participantes;
5.- Colocación de hidrantes inteligentes en cada municipio;
6.- Creación de una plataforma digital para el fomento de la gestión de la información generada;
7.- Adaptación y mejora del portal web de la Diputación de Toledo, dando acceso a las diferentes entidades locales.
En definitiva, la implantación de estas medidas de digitalización contribuirá a sanear los sistemas y hacerlos mucho más eficientes. Esto evitará pérdidas no justificadas y permitirá detectar ineficiencias en cualquier punto, con el consiguiente ahorro en el consumo de agua y energía.