La Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. (EPA) ha anunciado que Tucson Water invertirá $30 millones de fondos de la Ley de Infraestructura Bipartidista para abordar la presencia de PFAS en el suministro de agua potable en el área de Tucson. Funcionarios de la EPA, incluida la administradora adjunta de agua, Radhika Fox, y la administradora regional del suroeste del Pacífico, Martha Guzmán, se unieron a representantes estatales y locales para resaltar esta medida en línea con la agenda de Inversión en Estados Unidos del presidente Biden.

La EPA elogió la acción de Tucson Water, destacando la importancia de garantizar que el agua potable esté libre de PFAS, también conocidos como químicos permanentes. La inversión respaldará la construcción de una segunda instalación de tratamiento de agua potable en Tucson, reduciendo los niveles de PFAS por debajo de los estándares propuestos y fortaleciendo la resiliencia del sistema de agua.

Funcionarios estatales expresaron su apoyo a estas inversiones históricas, subrayando la importancia de proteger los recursos vitales de agua potable de sustancias perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas. La financiación proviene de la Ley Bipartidista de Infraestructura, que asigna $10 mil millones para abordar contaminantes emergentes como los PFAS.

La EPA reconoció la oportunidad de construir para el futuro mientras implementa estos recursos en colaboración con socios estatales y locales. La medida de Tucson Water implicará la construcción de una instalación de tratamiento adicional, contribuyendo a mantener el compromiso de proporcionar agua potable segura y confiable en un área afectada por contaminantes emergentes.

Los funcionarios enfatizaron la importancia de estas inversiones para salvaguardar el suministro de agua potable y destacaron la necesidad de abordar los desafíos asociados con los PFAS. La Ley Bipartidista de Infraestructura se presenta como una inversión sin precedentes, asignando fondos significativos para abordar contaminantes emergentes, incluidos los PFAS, como parte de los esfuerzos para garantizar agua potable segura en todo el país.