El Consejo de Gobierno ha recibido 86 propuestas de investigación e innovación destinadas a abordar la sequía en Andalucía, como parte de un programa de ayudas de ocho millones de euros. Las propuestas, que superaron las expectativas, representan un presupuesto total de 45,16 millones de euros, con una ayuda solicitada de 37,18 millones. Las empresas y las universidades lideran el 80% de las soluciones propuestas, mientras que el 20% restante proviene de organismos públicos de investigación, centros tecnológicos y clústeres. Las categorías de los proyectos incluyen investigación industrial y desarrollo experimental, con un énfasis en la agricultura, pesca, agua, desarrollo rural, industria, energía, minas, sostenibilidad, medio ambiente, economía azul, emergencias, protección civil, planificación del territorio, vivienda, turismo, cultura y deporte.

Las empresas presentaron 38 proyectos (44,2%), solicitando subvenciones por valor de 19,64 millones, mientras que las universidades respaldaron 31 alternativas (36,04%) con una ayuda solicitada de 9,52 millones. Los organismos públicos de investigación, clústeres empresariales y centros tecnológicos también participaron. La Junta de Andalucía evaluará las propuestas y espera resolver la convocatoria lo antes posible. El programa de ayuda, financiado por Fondos FEDER y recursos propios, busca soluciones innovadoras a través de colaboraciones y tiene como límite de ejecución 24 meses.

El proyecto ‘PLAnd SEQUÍA Andalucía’, una plataforma de innovación colaborativa, se activó para abordar la escasez de agua en la región, identificando 25 necesidades en áreas clave. En respuesta, se recibieron 109 proyectos innovadores de 88 entidades, con un enfoque en la transferencia de conocimientos entre diferentes agentes del sistema andaluz del conocimiento y el tejido empresarial. La sequía en Europa, según informes, es la peor en 500 años, y en Andalucía, la reserva de agua ha caído al 23,35% de su capacidad total en febrero de este año, frente al 52,63% en la media de los últimos diez años. El programa de ayudas refleja la urgente necesidad de soluciones sostenibles frente a un problema que afecta a sectores clave de la economía andaluza.