La ministra de Cooperación Internacional de Egipto, Rania Al Mashat, ha suscrito un acuerdo financiero con la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD) por un monto total de 50 millones de euros. Además, se ha acordado una subvención adicional de 1,5 millones de euros.

El propósito de esta colaboración es respaldar la conclusión de la tercera fase de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales de Al Gabal Al Asfar, ubicada en El Cairo, la cual es la mayor instalación depuradora de aguas residuales en Oriente Medio y Norte de África, procesando 1.800.000 m3/día, según Hassan Allam Holding.

Al Mashat también ha supervisado la firma de un acuerdo de subvención adicional entre la Unión Europea (UE) y la AFD por un valor de 10 millones de euros, lo que eleva la financiación total del proyecto a 61,5 millones de euros.

La tercera fase de esta planta permitirá el tratamiento adicional de un millón de metros cúbicos de aguas residuales por día y se estima que para 2040, la planta mejorada atenderá a aproximadamente 17,5 millones de ciudadanos.

Gracias a la tecnología de tratamiento terciario que emplea, la planta puede generar agua apta para riego y producir biogás, satisfaciendo el 80 por ciento de sus necesidades de electricidad.

Al Mashat resaltó que los proyectos hídricos constituyen el 20 por ciento de la cartera de cooperación para el desarrollo de Egipto.