Las empresas de agua en Inglaterra han lanzado un ambicioso plan integral para abordar y eliminar 150.000 vertidos anuales de aguas residuales antes de 2030. Este plan implica la implementación de alrededor de 9.000 mejoras en los desbordes de tormentas. Sujeto a la aprobación de Ofwat, el organismo regulador del agua en Inglaterra, este plan se convertiría en el programa de desbordes de tormentas más extenso y destacado del mundo, con la meta de asegurar que los 14.187 desbordes en todo el país cumplan o superen los objetivos gubernamentales establecidos.

La propuesta implica una inversión significativa de más de £10 mil millones en los próximos cinco años, triplicando el nivel actual de inversión en mejoras para los desbordes de tormentas. Se espera que esta inversión conduzca a la eliminación de más de 150.000 vertidos anuales para el año 2030, y un impacto aún más pronunciado con más de 325.000 vertidos eliminados para el año 2050. A lo largo de la ejecución de este plan, se anticipa que se evitarán más de 4 millones de derrames en ríos y mares.

El enfoque estratégico del plan busca una reducción significativa, casi dos tercios, de los vertidos cercanos a las zonas de baño para el año 2030, y una reducción cercana al 80% para el año 2050. En áreas específicas, como Barnstaple Bay, se esperan reducciones de más del 90% para 2030, mientras que en el norte de Cornwall, los vertidos podrían reducirse en un 83%.

Un aspecto notable del plan es la inclusión de miles de nuevos tanques de tormenta, muchos de los cuales serían construidos bajo tierra para contener el agua de lluvia. Además, aproximadamente una cuarta parte de las mejoras se centrarían en enfoques «basados en la naturaleza», que incluyen proyectos como humedales y sistemas de drenaje sostenible. Estas iniciativas no solo reducirían la necesidad de infraestructuras más tradicionales basadas en concreto, sino que también aportarían beneficios adicionales para los hábitats, las comunidades y la vida silvestre.

En un avance significativo, Water UK ha desarrollado un mapa interactivo que permite a cualquier persona conocer las medidas específicas propuestas para el desbordamiento de tormentas en su área local. Este mapa muestra los resultados de cada mejora, junto con la proyección de reducción en el número de vertidos.

Es importante destacar que el plan está sujeto a escrutinio y aprobación por parte de los reguladores y el gobierno del Reino Unido. Además, Water UK insta al gobierno a cumplir con compromisos previos que podrían acelerar el progreso sin incurrir en costos adicionales para los contribuyentes. Entre estos compromisos se incluyen la revisión del Reglamento sobre aguas de baño de 2013, la eliminación del derecho automático de los promotores inmobiliarios a conectarse a alcantarillas sobrecargadas, y la evaluación de otorgar a las empresas de agua el derecho a reparar drenajes defectuosos en propiedad privada, entre otros. David Henderson, director ejecutivo de Water UK, enfatizó la importancia de respaldar estos planes transformadores y exhortó a la acción gubernamental para cumplir con los compromisos clave que contribuirán a mayores reducciones en los desbordamientos.