Los químicos de RIKEN han logrado un avance significativo al aislar una estructura de dos moléculas de agua, predicha pero nunca antes observada. Este descubrimiento, con amplias implicaciones desde la astroquímica hasta la corrosión de metales, se centra en la ionización del agua, un proceso crucial en biología, química de la radiación y corrosión en interfaces agua-metal.

La ionización del agua, desencadenada por partículas o fotones energéticos, puede resultar en la formación de isómeros en un dímero de agua. Aunque uno de estos isómeros había sido observado previamente (H3O+.OH), el segundo isómero (H2O.OH2)+ con estructura semienlazada nunca había sido aislado experimentalmente.

El equipo dirigido por Susumu Kuma utilizó un entorno ultrafrío para capturar ambos isómeros en pequeñas gotas de helio, facilitando su estabilización rápida. Mediante espectroscopia infrarroja, determinaron las estructuras de los isómeros. La validación computacional confirmó la coexistencia de ambos isómeros, simplificando el análisis estructural de los dímeros.

Este logro, publicado en The Journal of Physical Chemistry Letters, no solo contribuye al entendimiento de la química del agua, sino que también abre nuevas perspectivas para futuras investigaciones. El equipo de Kuma planea ampliar la búsqueda de otras estructuras aún no observadas y de mayor complejidad en las gotas de helio, anticipando descubrimientos que serán cruciales en el campo de la radiación del agua.