Los canadienses están familiarizados con las roturas de tuberías de agua, un problema agravado por el envejecimiento de los equipos, el aumento de la demanda y los cambios climáticos estacionales. Un nuevo estudio, publicado en la revista Environmental Systems Research por investigadores de la Universidad de Concordia (Canadá), analiza estos problemas desde una perspectiva sistémica global para identificar los factores que impulsan las roturas de tuberías en Canadá.

El objetivo es ayudar a las empresas de servicios públicos a desarrollar modelos predictivos y preventivos más efectivos.

Se estudiaron datos de 13 empresas de servicios públicos en siete provincias, abarcando 26.000 kilómetros de tuberías y más de 62.000 fallos. Se analizaron variables como diámetro, material, longitud, año de instalación y de fallo.

El estudio confirmó que la edad, el material y el diámetro de las tuberías son factores clave en las roturas, pero también reveló efectos menos conocidos, como los métodos de protección, tipos de juntas, tipos de suelo y la estacionalidad de las roturas. Los hallazgos específicos incluyen:

– Los fallos en juntas y accesorios son más probables en tuberías de menos de 20 años, a menudo debido a una mala instalación.
– Las juntas universales fallan más que las que llevan collar.
– Las tuberías en suelos arcillosos y arenosos tienen mayor probabilidad de romperse.

Estos hallazgos permitirán a las empresas de servicios públicos mejorar prácticas y comunicación, y enfocar la recolección de datos en factores relevantes para prevenir fallas. La colaboración continua con estas empresas podría llevar a la creación de mejores modelos predictivos, ayudando a gestionar los sistemas dentro de los presupuestos y reducir la interrupción del acceso al agua potable.

 

Fuente: https://esemag.com/water/concordia-researchers-analyze-alternative-factors-for-water-main-breaks/