Microsoft ha unido fuerzas con Aganova, una empresa pionera en la evaluación del estado de tuberías en línea y detección de fugas, para lanzar un innovador esfuerzo de reabastecimiento de agua en España. Esta alianza estratégica, respaldada por tecnología avanzada de inteligencia artificial, marca el comienzo de una nueva era en prácticas sostenibles de gestión del agua. La colaboración, que cuenta con el apoyo de la empresa de agua Mancomunidad de Aguas del Sorbe (MAS) cerca de Madrid, está destinada a revolucionar los métodos tradicionales de detección y reparación de fugas en las redes de distribución de agua.

En el centro de esta iniciativa innovadora se encuentra el compromiso de Microsoft de convertirse en una empresa positiva para el agua para el año 2030. Microsoft se ha enfocado en cinco pilares clave para lograr este objetivo, que incluyen la reducción de la intensidad del uso del agua y la reposición de más agua de la que consume. Al aprovechar el poder de las soluciones basadas en IA, Microsoft tiene como objetivo financiar los esfuerzos de identificación de fugas en las redes de MAS, con el objetivo final de conservar recursos hídricos vitales y fortalecer la resiliencia comunitaria contra la sequía.

La experiencia de Aganova en la evaluación del estado de las tuberías en línea, combinada con la destreza tecnológica de Microsoft, posiciona esta colaboración como un modelo a seguir en la conservación y reposición del agua. El director ejecutivo de Aganova, Agustín Ramírez, destacó el potencial transformador de sus plataformas impulsadas por inteligencia artificial, Nautilus y Nemo, para revolucionar las estrategias de detección y reparación de fugas.

El compromiso proactivo de MAS en la adopción de soluciones innovadoras para abordar los desafíos de la pérdida de agua ha sido elogiado por Marcos Barrera, director de operaciones de Aganova. Barrera señaló que el compromiso de MAS con la sostenibilidad y la excelencia operativa sirve como ejemplo para otras empresas de servicios públicos en Europa y a nivel mundial.

El éxito de la colaboración entre Microsoft y Aganova tiene profundas implicaciones para la gestión y conservación del agua a nivel mundial. A medida que las empresas y las partes interesadas priorizan cada vez más la sostenibilidad y la resiliencia climática, iniciativas como esta están estableciendo nuevos estándares para el liderazgo corporativo y la gestión ambiental.