Skyports Drone Services y Makutu han completado con éxito los primeros vuelos de prueba para un servicio de inspección con drones destinado a mejorar la calidad del agua en ríos y costas. El servicio combina drones eléctricos operados más allá de la línea visual de visión (BVLOS) de Skyports Drone Services y la tecnología de cabrestante con la solución de prueba de agua de Makutu. Este enfoque automatizado permite estudios de calidad del agua más eficientes al acceder a áreas de difícil alcance, reduciendo la huella de carbono y acelerando la recopilación de datos. La colaboración incluyó un estudio piloto con Northumbrian Water en el Reino Unido.

La iniciativa busca ofrecer una alternativa a los métodos de recopilación de datos actuales, que son laboriosos y a menudo peligrosos, especialmente en áreas remotas o condiciones climáticas adversas. Skyports Drone Services utilizó su avión Speedbird Aero, equipado con tecnología de cabrestante, para realizar vuelos de prueba en Berwick-upon-Tweed, Bishop Auckland y Blyth. La aeronave puede recopilar datos en múltiples ubicaciones con una sola carga de batería y no necesita regresar a la base entre pruebas.

El director de Skyports Drone Services, Alex Brown, destaca que la solución desarrollada con Makutu proporciona datos críticos en tiempo real para un mejor monitoreo y mantenimiento del agua. Northumbrian Water, que cubre un área extensa, ve el proyecto como un paso hacia la mejora de la calidad del agua en ríos y costas. James Sumsion, CEO de Makutu, considera que la colaboración representa un hito en la gestión ambiental y la innovación tecnológica, aprovechando la tecnología UAV para la toma de decisiones más informada y rápida en la gestión de cursos de agua.