Legisladores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos han presentado un proyecto de ley de ciberseguridad enfocado en proteger los sistemas de agua y aguas residuales frente a la creciente amenaza de ciberataques a infraestructuras críticas. La legislación propuesta establecería la Organización de Resiliencia y Riesgo del Agua (WRRO), una agencia especializada compuesta por expertos en ciberseguridad y sistemas de agua, en colaboración con la EPA de EE. UU.

La urgencia detrás de esta iniciativa radica en la sofisticación creciente de las amenazas cibernéticas, con adversarios extranjeros como Rusia y China explotando vulnerabilidades en infraestructuras esenciales, como plantas de tratamiento de agua y servicios públicos. El representante Rick Crawford destacó la importancia de proteger estas infraestructuras vitales ante amenazas cibernéticas constantes y tecnología en rápida evolución.

Recientemente, la EPA y la Casa Blanca instaron a los gobernadores estatales a respaldar la evaluación y mejora de las prácticas de ciberseguridad en los sistemas de agua, así como a prepararse y responder a posibles incidentes. La industria del agua ha respaldado la propuesta de ley, reconociendo la visión de Crawford y Duarte de un enfoque colaborativo para proteger a las empresas de agua de los ciberataques.

La WRRO, según la American Water Works Association (AWWA), sería una organización independiente compuesta por expertos del sector del agua, trabajando en asociación con la EPA para proteger la infraestructura del agua de las amenazas cibernéticas, bajo supervisión federal y aprobación de requisitos por parte de la EPA.

Este enfoque colaborativo se inspira en un modelo similar ya implementado con éxito en el sector eléctrico de EE. UU., que fortalece la resiliencia nacional contra amenazas cibernéticas. La propuesta busca asegurar la protección continua y efectiva de los sistemas de agua y aguas residuales ante las crecientes amenazas en el ciberespacio.