Introducción  

El nitrógeno es un nutriente crucial que ayuda a que las plantas y los cultivos crezcan. 

El proceso de absorción de nitrógeno en las plantas involucra la toma de nitrato (NO3-) o amonio (NH4+) del suelo. La mayoría de los cultivos absorben principalmente N-NO3-, facilitado por la acción de bacterias nitrificantes en los suelos. Sin embargo, en condiciones específicas, como suelos anaeróbicos o momentos posteriores a la aplicación de fertilizantes amoniacales, las plantas pueden favorecer la absorción de NH4+ sobre NO3-. La preferencia entre ambas formas depende de la especie cultivada, siendo los cereales menos selectivos, mientras que las solanáceas como el tomate prefieren una mayor proporción de NO3-. 

En general, la preferencia por una forma de nitrógeno depende de la especie y las condiciones del suelo, influyendo en el crecimiento y rendimiento de las plantas. 

Pero las altas concentraciones son perjudiciales para las personas y la naturaleza. El agua pura y limpia es vital para la salud humana y los ecosistemas naturales. El exceso de nitrógeno procedente de fuentes agrícolas es una de las principales causas de la contaminación del agua en Europa. 

Impacto de los Nitratos en el Agua 

Los nitratos y compuestos de nitrógeno orgánico provenientes de fertilizantes y estiércol ingresan al agua subterránea a través de la lixiviación y alcanzan el agua superficial mediante escorrentías procedentes de campos agrícolas. Altas concentraciones de nitratos hacen que el agua sea inapropiada para el consumo humano. Este exceso de nitrógeno, proveniente de diversas fuentes agrícolas, constituye una de las principales causas de la contaminación del agua en Europa. 

 Algunas de las fuentes no agrícolas de contaminación de aguas por nitratos incluyen: 

  • Descargas industriales: Muchas industrias utilizan nitratos en diversos procesos de fabricación, como la producción de productos químicos, explosivos, textiles y alimentos procesados. Las descargas industriales pueden liberar nitratos en las aguas superficiales o subterráneas. 
  • Descargas de aguas residuales urbanas: Las aguas residuales de áreas urbanas pueden contener nitratos de origen doméstico, como los provenientes de sistemas sépticos, fertilizantes utilizados en jardines y céspedes urbanos, y la liberación de productos químicos de limpieza. 
  • Descargas de estaciones de tratamiento de aguas: Las plantas de tratamiento de aguas pueden liberar nitratos en el agua si no se gestionan adecuadamente. Esto puede ocurrir a través de la liberación de efluentes que contienen nitratos utilizados en el proceso de tratamiento. 
  • Escorrentía urbana: La escorrentía de áreas urbanas, especialmente aquellas con pavimentos impermeables, puede transportar nitratos de fuentes como carreteras, estacionamientos y áreas urbanizadas hacia cuerpos de agua. 
  • Actividades de construcción: La construcción de carreteras, edificios y otras infraestructuras puede generar escorrentía que transporta nitratos del suelo contaminado hacia cuerpos de agua cercanos. 
  • Fuentes atmosféricas: La deposición atmosférica de nitratos también puede contribuir a la contaminación del agua. Los óxidos de nitrógeno liberados por la quema de combustibles fósiles y otras actividades industriales pueden ser depositados en cuerpos de agua a través de la lluvia o la nieve. 

En ríos, lagos y aguas marinas, el nitrógeno y otros nutrientes, especialmente el fósforo, estimulan el crecimiento de algas. A niveles moderados, las algas sirven como alimento para organismos acuáticos, incluyendo peces. Sin embargo, concentraciones excesivas de nutrientes en los sistemas acuáticos provocan el crecimiento desmesurado de algas, afectando el ecosistema natural y conduciendo a la depleción de oxígeno en el agua. Este fenómeno, conocido como eutrofización, tiene consecuencias negativas para la biodiversidad, la pesca y las actividades recreativas 

 

La Directiva 91/676/CEE de Nitratos y sus Objetivos 

La Directiva de Nitratos tiene como objetivo principal proteger la calidad del agua en Europa al prevenir la contaminación de aguas subterráneas y superficiales causada por nitratos de origen agrícola, al tiempo que promueve el uso de buenas prácticas agrícolas. 

Para lograr estos objetivos, la Directiva se centra en: 

  1. Monitoreo de las concentraciones de nitratos en las aguas.
  2. Designación de Zonas Vulnerables a los Nitratos.
  3. Establecimiento de códigos de buenas prácticas agrícolas y medidas para prevenir y reducir la contaminación del agua por nitratos.

Datos Significativos 

Según datos de la Unión Europea, el coste anual de las pérdidas de nitrógeno representan al menos 70 mil millones de euros.  

El 81% del aporte de nitrógeno agrícola en sistemas acuáticos es causada por la producción ganadera, mientras que el 87% de las emisiones de amoníaco a la atmósfera provienen de la producción ganadera. 

 

La Ley y su Implementación 

La Directiva de Nitratos exige a los Estados miembros de la UE monitorear la calidad del agua e identificar áreas que drenen hacia aguas contaminadas o en riesgo de contaminación. Estas áreas, definidas como Zonas Vulnerables a los Nitratos (NVZs), cuya concentración en nitratos es superior a 50 mg/l ,son el foco de la legislación. 

La Directiva de Nitratos respalda a la Directiva Marco del Agua, siendo clave para proteger las aguas y conseguir el objetivo de que todas las aguas europeas alcancen un buen estado. 

 

Evaluación de la Directiva 

La Comisión Europea ha lanzado una consulta pública sobre la evaluación de la Directiva de Nitratos, invitando a partes interesadas como agricultores, industrias, ONG, ciudadanos y autoridades hídricas a compartir sus opiniones hasta el 8 de marzo de 2024.  

La evaluación determinará si la Directiva de Nitratos sigue siendo adecuada para su propósito. 

Link al formulario:  o consulta la participación aqui  

 

Participación por país:  

 

Participación por sector:

 

Implementación en los Países de la UE 

Los países de la UE deben: 

  • designar Zonas Vulnerables a los Nitratos (NVZ) 
  • establecer Códigos de Buenas Prácticas Agrícolas, que se implementarán de manera voluntaria por los agricultores, con el objetivo de reducir la contaminación del agua por nitratos. 
  • Establecer programas de acción que deben implementar los agricultores dentro de las NVZ con carácter obligatorio 
  • Limitar la aplicación de nitrógeno del estiércol 
  • Identificar aguas contaminadas o en riesgo de contaminación 

Cada cuatro años los Estados miembros de la UE deberán desarrollar informes e informar así a la Comisión Europea sobre la implementación de la Directiva 

En España se detectan zonas vulnerables por contaminación por Nitratos  

Conclusiones 

La protección del agua en Europa es esencial para la salud humana y la sostenibilidad de los ecosistemas acuáticos. La Directiva de Nitratos desempeña un papel crucial al abordar las fuentes agrícolas de contaminación y promover prácticas agrícolas sostenibles. La evaluación en curso brinda la oportunidad de mejorar y fortalecer esta legislación para garantizar un futuro más limpio y saludable para las aguas europeas. 

 

Fuente: Comisión Europea