Tras tres años de construcción, los funcionarios de recursos hídricos anunciaron el lunes 23 de octubre la terminación de la primera fase de un proyecto de almacenamiento de agua en acuífero que aportará un “aumento significativo” del abastecimiento de agua en el sur de California, ante un “cambio climático acelerado”.
Representantes de Metropolitan Water District (MWD) del Sur de California y de la Agencia del Agua Antelope Valley-East Kern (AVEK) se reunieron en la ciudad de Lancaster para celebrar la inauguración del High Desert Water Bank, que permitirá a Metropolitan almacenar agua procedente del State Water Project en el acuífero de Antelope Valley.
El State Water Project es un sistema multiobjetivo para el almacenamiento y el suministro de agua que se extiende a lo largo de 1.100 km y abastece a 27 millones de californianos, 300.000 ha de tierras agrícolas y ganaderas, y numerosas empresas del Estado, según informa el Departamento de Recursos Hídricos de California.
En palabras del Adán Ortega Jr., presidente del Consejo de MWD, durante la ceremonia celebrada el lunes 23 de octubre“esta inversión hace que nuestras comunidades estén mejor preparadas ante las condiciones meteorológicas extremas a las que habremos de hacer frente cada vez con mayor frecuencia. Sabemos que el cambio climático traerá nuevas y dramáticas oscilaciones entre periodos húmedos y secos, tales como las que hemos registrado durante los últimos años, de modo que hemos de aprovechar cualquier oportunidad para almacenar el agua de la que podamos disponer. La buena noticia es que hemos completado este proyecto a tiempo de poder aprovechar un año húmedo excepcional como el que acabamos de vivir”.

Detalles de la inauguración

Con una capacidad de 345 hm3, los funcionarios indicaron que el High Desert Water Bank tiene un tamaño comparable al Castaic Lake y casi el tamaño del Lake Perris, y cuatro veces la capacidad del Big Bear Lake. El banco de aguas permitirá que MWD almacene agua a lo largo del año y luego suministre regularmente hasta unos 16 hm3 de agua anuales, suficientes para atender las necesidades anuales de 210.000 viviendas del Sur de California.

De acuerdo con los funcionarios del sector, el banco de agua captará agua desde el Ramal Este del California Aqueduct en el State Water Project y la trasladará hacia las lagunas de recarga, en donde percolará hasta el acuífero subyacente. Cuando sea necesario disponer de agua, ésta podrá ser extraída por bombeo desde unos pozos recién construidos y suministrada a las comunidades del Sur de California a través del California Aqueduct.
En palabras de Matthew Knudson, director general de la Agencia de Agua AVEK, el proyecto ha sido diseñado para asegurar que proporciona el “máximo beneficio” a las comunidades del Sur de California, añadiendo que “esta agua estará disponible durante las sequías extremas o las situaciones de emergencia, momentos en que el suministro de agua desde el State Water Project es limitado.
De acuerdo con Adel Hagekhalil, director general de MWD, el banco de agua reducirá la dependencia del Sur de California del agua procedente del río Colorado – que se enfrenta a un “desequilibrio estructural y requiere unas reducciones significativas de las captaciones de agua que realizan todos los usuarios del río”.
Hagekhalil hizo también una llamada a los residentes del Sur de California para que hagan un uso más eficiente del agua, señalando que “MWD está realizando también unas grandes inversiones para adaptarse al estrés que nuestros abastecimientos de agua registrarán en el futuro”.
Durante la ceremonia, los funcionarios hídricos anunciaron un proceso llamado “Plan Hídrico Director para la adaptación al cambio climático”, cuya intención es ayudar a determinar los tipos de inversiones adicionales que serán necesarias para conseguir la fiabilidad de los abastecimientos de agua, en respuesta al cambio climático.
La colaboración entre Metropolitan Water District y Antelope Valley-East Kern para construir el High Desert Water Bank se inició en 2019. MWD aportó 211 millones de dólares para la construcción del proyecto en unos terrenos propiedad de AVEK que hasta entonces habían servido para usos agrícolas o estaban en desuso.
Los funcionarios hídricos indicaron que la primera fase del proyecto permitió la construcción de la fase 1 de las lagunas de recarga, que representan aproximadamente un 40 % del total de las zonas de recarga; 10 pozos de extracción, cinco pozos de inspección, y las instalaciones para el cierre/apertura del acceso al California Aqueduct.
Antelope Valley-East Kern está construyendo actualmente la fase 2 de las balsas de recarga y construirá a lo largo de los dos próximos años 17 pozos de extracción adicionales hasta alcanzar un total de 27 pozos, así como una instalación de tratamiento para la remoción de arsénico. Está previsto que el High Desert Water Bank alcancé su completo funcionamiento en 2027.