A los 17 años, Diana Virgovicova desafió las convenciones al utilizar la computación cuántica para modelar una molécula capaz de revolucionar el tratamiento del agua. Originaria de Eslovaquia, continuó sus estudios en ingeniería informática en la Universidad de Toronto, donde fundó Xatoms, una startup dedicada a utilizar la inteligencia artificial y la computación cuántica para descubrir moléculas purificadoras de agua, con el objetivo de abordar el persistente problema mundial de la escasez y la contaminación del agua.

La empresa de Virgovicova, Xatoms, ha sido reconocida en diversas competencias y ha recibido premios, incluyendo la beca Compute for Climate Fellowship y el Stockholm Junior Water Prize. Su molécula fotocatalítica, a diferencia de las existentes, puede operar con luz visible en lugar de requerir radiación ultravioleta, lo que la hace más accesible y rentable. Este enfoque innovador ha llevado a Xatoms a colaborar con instituciones de renombre y a buscar asociaciones en todo el mundo para ampliar su impacto.

Virgovicova no solo busca ofrecer soluciones asequibles y eficientes para la purificación del agua, sino que también está comprometida con abordar las desigualdades de género asociadas con el acceso al agua potable. Su visión es reducir la carga que recae sobre las mujeres y las niñas en muchas comunidades, permitiéndoles invertir su tiempo en actividades más productivas y mejorar su calidad de vida. Con un equipo dedicado y una misión clara, Xatoms está trabajando para introducir soluciones innovadoras y alcanzar a la mayor cantidad de personas posible.