El agua es esencial para la producción de alimentos y su escasez está aumentando debido al crecimiento demográfico y el cambio climático. La agricultura de regadío ya utiliza el 70% del agua extraída en el mundo. Para abordar este problema, se ha publicado un informe conjunto de la FAO y el Banco Mundial sobre el uso de la teledetección para evaluar y monitorizar la productividad del agua en la agricultura en entornos con escasez de agua.

El informe se centra en el uso de una herramienta llamada WaPOR, que utiliza datos de sensores remotos y satelitales casi en tiempo real. Esta herramienta ayuda a los países a monitorear la productividad del agua y cerrar brechas en regiones con escasez hídrica. Puede calcular variables clave como el consumo real de agua, la aplicación de riego y la productividad económica hídrica con alta resolución espacial.

El indicador de Productividad del Agua de Riego (EIWP) es esencial para tomar decisiones políticas y de inversión en agricultura. WaPOR, al combinar datos económicos, puede mejorar estas decisiones al proporcionar una métrica comparativa del rendimiento de diferentes explotaciones agrícolas en sistemas de cultivos múltiples.

Aunque los datos recopilados en el campo siguen siendo valiosos, la teledetección puede reducir la frecuencia y el costo de la recopilación de datos de campo. El informe utiliza el valle de Bekaa en el Líbano como caso de estudio y demuestra cómo WaPOR puede identificar explotaciones agrícolas con mejor y peor rendimiento, además de evaluar la relación entre EIWP y factores como el riego, el clima y las prácticas agrícolas.

Los autores del informe destacan que el cambio a cultivos con alta productividad de agua podría requerir un mayor consumo de agua y podría ser necesario controlar las áreas irrigadas. La teledetección es esencial para monitorear estos cambios y para un análisis completo del sistema de cultivos, lo que podría llevar a decisiones políticas más impactantes.

En resumen, el informe resalta cómo la teledetección, utilizando herramientas como WaPOR, puede revolucionar la gestión del agua en la agricultura, permitiendo una toma de decisiones más informada y una mejor sostenibilidad en regiones con escasez de agua.

 

Fuente: FAO