El director de la Agencia Catalana del Agua (ACA), Samuel Reyes, y el alcalde de Pau, Jaume Isern, acompañados por la delegada del Gobierno de la Generalidad en Girona, Laia Cañigueral, y la directora de los Servicios territoriales del Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural en Girona, Elisabet Sánchez, entre otras autoridades, han inaugurado hace unos días la nueva depuradora de aguas residuales de Pau y Olivars de Pau, en la comarca del Alt Empordà.

La nueva planta, que sustituye a la que hasta ahora estaba en servicio, tiene una capacidad de 170 m3/día, con un tratamiento biológico de aeración prolongada con cámara anóxica y óxica con recirculación interna, además de la instalación para el tratamiento de fangos.
La planta, construida por la empresa Rubau Tarrés SAU y que ha supuesto una inversión de 2,7 millones de euros, tiene capacidad para asumir las necesidades de saneamiento actuales y futuras y garantizará el tratamiento de las aguas hasta la eliminación de nutrientes, aportando al medio un agua de salida de buena calidad. También se han realizado actuaciones para integrar la planta con su entorno.
La depuradora, que está incluida en la actual planificación hidrológica mejorará significativamente el tratamiento de las aguas residuales generadas en el municipio, aportando el agua debidamente tratada en el Riutort y contribuyendo a la mejora medioambiental del Parque Natural de Els Aiguamolls de l’Empordà.
En el marco de las obras de la nueva depuradora, se ha instalado un parque de generación eléctrica solar fotovoltaica para autoconsumo conectada a la red en baja tensión interior de la planta, con una potencia total de 40,5 kW.
Fuente: ACA