Los científicos de la Universidad de Northumbria en Newcastle (Inglaterra) han desarrollado una solución sostenible para abastecer de agua potable a las comunidades rurales cuya simple configuración no requiere de conocimientos científicos. Esta unidad extrae la humedad del aire y la convierte en agua potable limpia y segura, únicamente necesita energía solar para su funcionamiento.

Atendiendo a los datos ofrecidos por Naciones Unidas, una de cada tres personas en todo el mundo carece de acceso a servicios de agua potable, saneamiento e higiene. Esta situación solo empeora con el cambio climático, los conflictos y el crecimiento de la población.

Esta falta de acceso al agua deja a las comunidades de todo el mundo vulnerables ante enfermedades relacionadas con el agua y el saneamiento, y se estima que más de 800.000 personas fallecen cada año solo de gastroenteritis como resultado de consumir agua no potable fruto de un saneamiento e higiene insuficientes.

Durante la última década, el Dr. Muhammad Wakil Shahzad, profesor asistente del Departamento de Ingeniería Mecánica y de Construcción de Northumbria, ha estado desarrollando soluciones pioneras para combatir la escasez de agua. Su último proyecto ha desembocado en la creación de ‘Solar2Water‘, una innovadora unidad de producción de agua, que haciendo uso de la energía solar extrae la humedad del aire y la convierte en agua potable limpia y segura.

El sistema patentado, Solar2Water, supera las limitaciones operativas de los generadores atmosféricos de agua convencionales. Asimismo, el dispositivo cuenta con importantes ventajas, entre ellas, que puede producir una cantidad constante de agua, independientemente de la humedad del aire exterior y que genera el doble de agua empleando la misma cantidad de energía.

La unidad cuenta con dos paneles solares que, una vez desplegados, comienzan a aprovechar la energía del sol para poner en marcha la producción de agua. Del mismo modo, el dispositivo está equipado con un sistema de baterías que almacena energía durante el día y la libera por la noche permitiendo un funcionamiento de 24 horas, esto permite la producción de agua potable para el uso diario. En conclusión, Solar2Water funciona únicamente con energía solar.

Por otro lado, la unidad no requiere de ninguna formación o experiencia para usar el sistema y su construcción mecánica robusta hace que el dispositivo esté capacitado para operar en cualquier entorno. Esto permite que Solar2Water se implemente de forma rápida y fácil en cualquier ubicación, como puedan ser zonas de desastre, hospitales de campaña, oficinas, campos de refugiados, campos militares y comunidades remotas donde no hay conexión a la red ni disponibilidad de agua. Este puede producir agua potable sin necesidad de un cuerpo de agua, por lo que se trata de un sistema neutro en agua.

La tecnología del Dr. Shahzad se presenta como una herramienta innovadora capaz de ayudar a lograr suministros de agua sostenibles en áreas subdesarrolladas y colaborar en el avance de dos Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU: Hambre Cero y Agua Limpia y Saneamiento para todos.

El Dr. Shahzad cuenta con una extensa experiencia en plantas de agua híbridas ya que trabajó en sistema de de desalinización de agua marina en Arabia Saudita. Es gracias a sus vivencias en dicho puesto que el académico se inspiró para realizar este proyecto, con el cual pretendía dar solución a los problemas de escasez de agua a las que las comunidades más ignoradas están expuestas.

El Dr. Shahzad obtuvo la financiación inicial gracias a la Universidad de Northumbria con la cual sería capaz de demostrar el concepto Solar2Water. Tras el desarrollo exitoso de la unidad prototipo en el laboratorio, el Dr. Shahzad recibió financiación para la Prueba de Concepto de Northern Accelerator, dando lugar a una prometedora colaboración entre las universidades del noreste, dejando huella en el mundo real mediante investigaciones líderes a nivel global, comercializando la innovación e impulsando la economía de la región.

El dispositivo piloto desarrollado se cimenta en la Prueba de Concepto del sistema Northern Accelerator, esto último puede producir suficiente agua para tres o cuatro hogares (de 15 a 20 litros por día), no obstante, el equipo detrás de Solar2Water tiene planes más ambiciosos y busca aumentar la capacidad de producción de agua a 50 litros por día, de modo que una unidad podría producir suficiente agua potable para una pequeña comunidad. La financiación de la prueba de concepto está apoyando la ampliación y comercialización de Solar2Water, con el objetivo final de crear una empresa derivada de la universidad pueda fabricar en masa dichas unidades para suministrar agua potable a las comunidades necesitadas alrededor del globo.

El líder del programa de Northern Accelerator y director de Comercialización y Desarrollo Económico de la Universidad de Durham, Tim Hammond, reconoce el gran potencial de la investigación al confrontar el desafío del abastecimiento de agua presente a nivel regional, nacional y mundial.

 

FUENTE: Northumbria University Newcastle.