En el noreste de Inglaterra, una instalación de prueba de alta tecnología ha comenzado a operar, utilizando calor para capturar amoníaco de las aguas residuales con el objetivo de convertirlo en combustibles ecológicos. Esta iniciativa, liderada por Northumbrian Water en colaboración con la empresa de tecnología ambiental Organics Group, representa la primera vez en el mundo que una empresa de agua recupera amoníaco mediante una técnica térmica. La planta de tratamiento a pequeña escala se encuentra en la actual planta de tratamiento de aguas residuales de Howdon en North Tyneside.

Desde que el avanzado sistema de extracción y recuperación de amoníaco llegó al Reino Unido en marzo, se ha estado trabajando para ponerlo en funcionamiento. Actualmente, la instalación está en pleno apogeo con un programa de pruebas, logrando recuperar el 95% de un producto de amoníaco de alta resistencia. El amoníaco presente en las aguas residuales, generado por la degradación natural de las proteínas, puede ser utilizado para generar productos fertilizantes y combustibles ecológicos, contribuyendo así a la emergente economía del hidrógeno.

La eliminación del amoníaco no solo tiene beneficios ambientales, sino que también mejora la eficiencia del proceso de tratamiento de aguas residuales de Northumbrian Water. Reducir la demanda general de energía, disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero y mantener las facturas de los clientes bajas son algunos de los objetivos que se esperan lograr. Este proyecto innovador, respaldado inicialmente por una financiación de £225,000 de los reguladores de agua, Ofwat, en 2021, es un paso crucial hacia los ambiciosos objetivos de cero emisiones netas de la empresa. Con la tecnología en funcionamiento, se busca optimizarla y recopilar datos para diseñar plantas a gran escala que podrían implementarse en futuras mejoras en Howdon o en otras instalaciones de tratamiento de Northumbrian Water.

La colaboración entre Northumbrian Water, Organics Group y otros socios, incluyendo universidades y consultores, demuestra el compromiso colectivo con la innovación y la sostenibilidad en el sector del agua.