Dos grupos de investigación de la Universidad de Córdoba (UCO) han desarrollado un reactor de plasma mediante microondas para descontaminar aguas con altas concentraciones de colorante. El plasma, considerado el cuarto estado de la materia, es un gas ionizado que se genera al transmitir energía a un gas. Aunque se conoce por su uso en la tecnología, como en la fabricación de microchips, estos investigadores han aplicado el plasma para abordar la creciente presencia de contaminantes orgánicos en el agua, como colorantes y compuestos agrícolas e industriales.

En 2017, los grupos de investigación demostraron que los plasmas de argón inducidos por microondas podían generar especies reactivas en el agua capaces de descontaminarla. Ahora, han logrado diseñar un reactor que incrementa significativamente la cantidad de estas especies activas, permitiendo la destrucción rápida de altas concentraciones de colorantes, como el azul de metileno.

El diseño del reactor incluye la modificación del surfatrón, el dispositivo que mezcla la energía de un generador de microondas con el plasma para mantenerlo. Al introducir un pequeño trozo de silicio en el tubo de descarga de cuarzo, lograron generar un plasma más eficiente y diferente, eliminando problemas como la filamentación. Esta nueva configuración amplía la aplicabilidad del plasma en la remediación del agua.

El plasma actúa a distancia sobre el agua, generando especies oxidantes que degradan compuestos orgánicos y eliminan microorganismos. La eficacia del plasma diseñado se demostró al reducir altas concentraciones de colorante azul de metileno de manera eficiente en términos energéticos. Este avance destaca el potencial del plasma en diversas aplicaciones, desde la descontaminación del agua hasta la fabricación de microchips y otras tecnologías.