Ecolab, una empresa líder en sostenibilidad y soluciones de agua, ha presentado los resultados de su primer estudio global llamado Ecolab Watermark™.  El estudio de mercado global examinó el estado de la administración del agua a través de la importancia, el consumo y la relación del agua con el clima y la responsabilidad entre grupos de consumidores clave de todo el mundo.

Para 2030, según el World Resources Institute, el planeta se enfrentará a un déficit hídrico del 56% y, según las Naciones Unidas, 1.6 mil millones de personas no tendrá acceso a agua potable tratada de forma segura. Es en medio de esta cada vez más acuciante crisis del agua que se desarrolló el Ecolab Watermark Study con el fin de identificar las tendencias, concienciar y tomar medidas par parte de las industrias interesadas, especialmente aquellas situadas en Asia/PAcífico, China, Europa, India/Oriente Medio y África (IMEA), América Latina y Estados Unidos.

El estudio reveló tres tendencias críticas relacionadas con el agua:

  • El acceso a agua limpia y segura es una preocupación principal para los consumidores de todas las regiones. América Latina (92%), China (85%) y Estados Unidos (81%) tienen un porcentaje más alto de consumidores preocupados por el acceso a agua limpia y segura que otros problemas relacionados con el clima, como la contaminación o el cambio climático.

 

  • Los consumidores responsabilizan de la conservación del agua principalmente a gobiernos y empresas. Sin embargo, los consumidores no creen que estos líderes se preocupen lo suficiente por su impacto en el agua o el cambio climático. Esto se hace mucho más acusado en Estados Unidos, Europa, América Latina y Asia/Pacífico, donde entre el 42% y el 46% de las personas consideran que los líderes sí se preocupan.

 

  • Los consumidores creen que la industria no tiene un plan adecuadamente establecido para abordar la escasez de agua, a pesar de percibir su responsabilidad e importancia. Esa preocupación es más evidente en China (82%), América Latina (78%) e India/Oriente Medio y África (78%), pero también es notable en Europa (66%), Estados Unidos (65%) y Asia/Pacífico (60%)

Los usuarios están tomando medidas, como dejar de comprar productos que consumen mucha agua y pagar más por productos sostenibles. A pesar de los desafíos, la mayoría sigue siendo optimista sobre la posibilidad de abordar la crisis del agua con medidas adecuadas.

Se insta a los líderes de la industria a asumir un papel más activo en la protección del agua y destaca que cumplir con esta responsabilidad puede generar sostenibilidad y resultados comerciales positivos.