Este año, el tema del Día de la Lucha contra Desertificación y la Sequía es «Unidos por la tierra: Nuestro legado y nuestro futuro». La Asociación Latinoamericana de Desalación y Reúso (ALADYR) propone que la región adopte la tendencia Water Positive, una estrategia proactiva para construir una infraestructura hídrica resiliente para las futuras generaciones.

Water Positive es una iniciativa global que busca revertir la tendencia de agotamiento de recursos hídricos mediante la producción, conservación y transformación del agua. Según el Banco Mundial, las demandas de agua en América Latina aumentarán un 43% para 2050. Se advierte que, sin estrategias de compensación hídrica, estas demandas podrían llevar a la sobreexplotación y degradación de los suelos.

Ser Water Positive implica medir la huella hídrica, reducir el consumo de agua y compensarlo mediante tecnologías como la desalación de agua de mar y la reutilización de aguas residuales. Jerry Ross, presidente de ALADYR, subraya la importancia de este enfoque proactivo.

Las tecnologías de desalación y reúso de agua son cruciales para esta iniciativa. Han demostrado ser eficientes y sostenibles, permitiendo que ciudades en zonas áridas, como el desierto de Atacama, logren seguridad hídrica. En Latinoamérica, más de 500 mil personas ya dependen del agua desalinizada. Además, el uso de aguas residuales tratadas ha transformado regiones desertificadas, como el Valle de Ica en Perú, en potencias agrícolas.

Angélica Rivera, directora de ALADYR, enfatiza que los casos de éxito pueden replicarse en otras áreas vulnerables. ALADYR busca que Water Positive se convierta en un estándar para la gestión del agua, promoviendo una relación más consciente y sustentable con este recurso.

El Banco Mundial destaca que las sequías recurrentes han causado pérdidas económicas significativas en Sudamérica, subrayando la necesidad de iniciativas como Water Positive para la sostenibilidad económica y social de la región. Rivera concluye llamando a una postura proactiva frente a la desertificación y escasez hídrica, destacando la importancia de la colaboración entre empresas, gobiernos y la sociedad.